En la terapia familiar como su nombre lo indica se trabaja con diferentes tipos de familias;  formadas o  por todos sus miembros, o parte de ellos; niños o adolescentes que se ven involucrados directa o indirectamente por causa de situaciones difíciles de uno o varios de los integrantes de la misma.

Se trabaja en particular con un enfoque cognitivo, como un esquema integrativo y explicativo que permite concebir a la familia como unidad de análisis e intervención.

Consideramos importante la participación del grupo familiar completo; si existe,  ya que de muchas maneras, es este, el grupo, el que se ve influido por las creencias que cada uno de sus miembros tiene de sí mismo y por las opiniones, que a la vez cada uno tiene de cómo deben ser las conductas y actitudes de la familia. De acuerdo con los niveles de creencias, percepciones, interpretaciones y evaluaciones que se hacen tanto de los miembros que la componen y de sus relaciones se genera una toma de  conciencia de aquellos modelos educativos que transmiten una visión en particular  a los hijos,  que funcionan en el presente como factores inhibidores o perturbadores o como factores de desarrollo.

¿A QUÉ LLAMAMOS TERAPIA FAMILIAR?

A un modelo de relación presencial o virtual, cara a cara,  con un psicoterapeuta entrenado, en donde los miembros de la familia aprenden mejores formas de interactuar entre ellos, a partir de la identificación de ideas irracionales y conductas desadaptadas que alteran la dinámica familiar.  Para lograr estos objetivos se aplican técnicas de reestructuración cognitiva, mejoramiento de los niveles de comunicación, estimulación de la empatía entre sus miembros, desarrollo creativo en solución de problemas, aplicación de técnicas lúdicas, motivación para mejorar los lazos afectivos.

El psicoterapeuta hará énfasis en las fortalezas de cada uno, para ser pilares de cambio; esto facilitará no solo la unión sino también una interacción sana de los integrantes del núcleo familiar.

¿CUÁL ES EL PROCESO A SEGUIR EN LA TERAPIA FAMILIAR?

La terapia familia responde a una necesidad actual ya que vivimos en una época de mucho estrés, producido por una serie de cambios; las presiones laborales en donde los dos miembros de la pareja trabajan; el aumento significativo de las  separaciones y divorcios. Familias reestructuradas en donde cada uno aporta su núcleo familiar;  esto puede conllevar  crisis y malestar tanto  a nivel familiar, como escolar, porque viven y sienten la repercusión de estas situaciones. Todo esto produce pensamientos y emociones particulares que en el caso de ser irracionales generan conductas conflictivas entre sus integrantes.

Se abordan los problemas generados en el contexto de las relaciones familiares o con personas significativas en la vida de cada uno, se trata a la familia en su conjunto para mejorar la capacidad de todos para neutralizar creencias disfuncionales o aquellos  conceptos que entran en conflicto con las de otros miembros de la familia, y que contribuyen al surgimiento y mantenimiento de situaciones conflictivas y patrón desadaptativo de comportamiento.

Los problemas de un individuo que afecten las relaciones familiares se beneficiaran de un enfoque familiar cognitivo conductual. Se trabaja la prevención de problemas como, alteraciones del comportamiento que pueden derivar en actos delictivos o en crisis de salud mental. Se trabaja el diagnóstico basado en la historia personal y familiar. Se encuentran las causas de las dificultades y se planean metas y estrategias para un compromiso de cambio. Si hay adolescentes se trabaja con el modelo cognitivo comportamental y/o terapia racional emotiva. Con los niños se trabaja la terapia lúdica, y la musicoterapia,  de acuerdo con su etapa de desarrollo. Los padres o los adultos serán los reforzadores de dichas técnicas.

Esto hace que el trabajo implique información suficiente para definir la ruta terapéutica.

Es importante destacar que los resultados para que sean eficaces, dependen de la disposición real del paciente y de los integrantes de la familia para lograr resolver las dificultades o conflictos.

¿CÓMO SABER SI NECESITO AYUDA?

Si ustedes han notado cambios en sus relaciones familiares, dificultad para comunicarse, malestar general, poco interés en los temas relacionados con los hijos, mala convivencia entre los integrantes del núcleo familiar,  cambios en el comportamiento de sus hijos. Nuestros profesionales expertos, con muchos años de experiencia, cuentan con herramientas terapéuticas para superar situaciones de dificultad, y aún, si ustedes no pueden hacer la consulta presencial, tenemos soluciones virtuales.

¿QUÉ OFRECEMOS?

Un modelo cognitivo comportamental para cambiar las creencias disfuncionales o irracionales que generan conductas desadaptadas: puede aplicarse a diferentes tipos de familia y es muy efectiva cuando el conflicto se genera con hijos menores.

En la terapia de familia se trabaja la interacción de este núcleo, atendiendo las dificultades y fortalezas de cada uno de los miembros para mejorar la calidad de la relación, buscando de manera constructiva recuperar el equilibrio familiar.

Ofrecemos un espacio de calidez, de empatía, de confidencialidad, en donde cada miembro de la familia, pueda depositar sus dificultades. Se encuadra el problema en una pertinente definición, identificando si hay o no trastornos mentales severos, se recogen los datos particulares y generales, a través de una historia clínica, se plantean hipótesis de trabajo, se brinda un consentimiento informado y se inicia el tratamiento con seguimiento y evaluaciones periódicas conjuntamente con los pacientes y el terapeuta.

¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS MÁS FRECUENTES?

  • -Trastornos de ansiedad
  • -Los trastornos de tipo oposicionista, agresivo y antisocial.
  • -La anorexia nerviosa en niños y adolescentes
  • -El abuso de sustancias en adolescentes
  • -Casos de abuso sexual infantil
  • -Maltrato físico infantil.
  • -Rechazo escolar
  • -Problemas de convivencia familiar
  • -Dificultades en las pautas de crianza de los hijos
  • -Falta de conocimiento para enseñar a los hijos normas y limites
  • -Situación de discapacidad de algún miembro de la familia
  • -Separación, divorcio.
  • -Familias reestructuradas
  • -Miedos, fobias, depresión, baja autoestima
  • -Síndrome de Déficit de Atención
  • -Carencia de expresiones afectivas, silencios