¡PELIGRO! NUESTROS HIJOS/AS ¿AMENAZADOS POR LAS REDES?

 

Por: Luz Elena Villegas J - Psicóloga Clínica

La modernidad, los avances tecnológicos, la comunicación ágil y veloz con el mundo a un solo click; son avances que están aquí y aquí se quedan.  La Internet que dio paso a las redes sociales, ha permitido no solo el acceso a mucha información en ocasiones útil y necesaria; como por ejemplo, los trabajos o consultas de investigación académica,  sino también a situaciones no tan saludables que pueden llevar a un mal uso y cuya consecuencia extrema pueden ser conductas desadaptadas socialmente o  adicciones a la tecnología.

Los peligros más comunes en las redes sociales tanto para niños como adolescentes están determinados, en primera instancia, por el desconocimiento en muchas ocasiones del mundo oscuro que hay detrás de las redes y el anonimato que se presenta para ejercer y enganchar a jóvenes y niños incautos en estos peligrosos ambientes.

Según algunos estudios hechos en USA, los adolescentes en particular que consumen demasiadas horas frente a la red tienen más posibilidades de adquirir hábitos como el cigarrillo, la mariguana o el alcohol. Ahora bien estos no son lo únicos riesgos; la exposición a pornografía dura, el enganche con  personas que hacen sexting y los involucran en dichos actos, la exposición de la corporalidad o la aceptación de invitaciones a determinados sitios para engancharlos en redes pornográficas y prostitución son solo una muestra de estos riesgos. Desde el ambiente familiar muchos de estos adolescentes, hombres y mujeres, aprovechan espacios para practicar el llamado Over sharing síndrome de compartirlo todo, o el vamping que es la utilización de los equipos de comunicación en las horas de la noche, sin que los padres se enteren.

La preocupación de muchos  padres no termina aquí;  el matoneo atraviesa las aulas de la escuela y se generaliza a través de las redes con lo que hoy se denomina  el Cyber matoneo; que se define partir del  término en inglés cyberbullying, también denominado acoso virtual o acoso cibernético, en donde  a través de los medios de comunicación virtual se acosa a  personas o grupo de personas, usando ataques personales, que consisten en burlas, descalificaciones, ofensas, o resaltando una condición particular como por ejemplo: ser  gay, mestizo, negro, mujer, obeso, amenazas etc…, o con la divulgación de información confidencial o falsa entre otros medios.

Una de las explicaciones para el uso de las redes, es la curiosidad o el querer estar de moda, ganar prestigio, hacer amigos, etc…propio de esta edad; sin embargo, se puede llevar el consumo a  extremos  produciendo en muchos casos cambios físicos y psicológicos graves, que afectan las relaciones interpersonales, familiares, sociales, el rendimiento escolar y en extremos graves puede producir  aislamiento. Se ha observado conductas opuestas como la conformación de grupos que sostienen esta conducta posiblemente adictiva, creando victimas y victimarios.

La recomendación básica para padres,  es informarse e informar y compartir las normas con sus hijos,  para el buen uso de las redes sociales como; el respeto en las publicaciones, ver la procedencia de los artículos y mensajes y estar dispuestos a crear canales de comunicación con ellos.

Estas son algunas sugerencias para que ustedes como padres o cuidadores las adapten a sus necesidades:

1.Tómese un tiempo diario para compartir la información que su hijo/a está utilizando.

2.Infórmese acerca de las paginas de seguridad que usted puede poner en el computador que usa su Hijo/a y bloquea material no permitido para menores.

3.Establezca una sana comunicación y dialogo, cuide de que no sea una cantaleta. Brinde confianza.

4.Conozca los amigos de su hijo e invítelos a su casa; hágase amigo/a de ellos/as, es un buen canal para conocer con mayor profundidad a su hijo/a.

5.Saber que hace su hijo/a después de clase y en sus tiempos libres es una actitud saludable.

6.Establezca normas para el tiempo y uso del internet en casa; no permita uso de móviles o tabletas, en espacios familiares.

7.Tener la certeza de respetar la relación entre contenidos y edad del o la menor.

8.Genere clima de confianza con los hijos/as para hablar de temas como el cyber acoso o temas sexuales. Apoyarlos si son víctimas de matoneo o velar para identificar si su hijo o hija se ha convertido en un victimario.

9.Propicie ambientes familiares de unión a través del deporte, u otras actividades recreativas o culturales; estimule la música y el arte, son grandes antídotos contra los tiempos excesivos en la red.