AUTOESTIMA Y ALTERACIONES EN LA SALUD

Por: Lucía Náder Mora – Psicóloga y Sexóloga Clínica

La baja autoestima no solo es un problema psicológico que afecta nuestra mente y nuestro estado de animo. También puede afectarse nuestro cuerpo. Existen algunas afecciones asociadas a una baja autoestima.

Obesidad, problemas alimenticios, adicciones, alteraciones en el esquema corporal y disfunciones sexuales.

Así mismo, existen claras dificultades psicológicas como la ansiedad, las fobias y la depresión.

Una buena Autoestima lleva a FORMAS SANAS DE ESTABLECER RELACIONES, que implica: Romper el Servilismo, trabajar la mujer por su autonomía y desarrollo, vivir con límites y con equidad las relaciones entre hombres y mujeres. Establecer relaciones de pareja basadas en el amor, la sexualidad responsable, el erotismo, una placentera intimidad, una cotidianidad armónica y participativa y un proyecto de vida en común con base en acuerdos y conciliaciones en la cotidianidad.

UNA MIRADA DIFERENTE A LA SEXUALIDAD es imperativa en la vida de la mujer de hoy, conceptos como los de salud sexual y sexualidad en la mujer deben formar parte de su imaginario.

Salud Sexual: Expresión armónica y consistente del deseo, del erotismo, del reconocimiento de la corporalidad y de las posibilidades sexo erótica afectivas en la relación consigo misma y con los demás.

Sexualidad en la mujer: Fuente de placer y alegría de vivir. Capacidad autónoma de la mujer para el disfrute de la actividad sexual y la responsabilidad inherente a los efectos de la misma.

Toda mujer debe buscar información acerca de cómo funciona la respuesta Sexual en el hombre y en la mujer y como tanto el deseo, como ganas,  apetito,   apertura, funciona de manera paralela pero diferente en unos y otras. Lo mismo sucede con la excitación y el orgasmo; una buena educación sexual, genera cambios de actitudes y por lo tanto de conductas.

Cada mujer debe conocer su fisiología, la manera como su cuerpo responde a estímulos Sexuales efectivos, encargados de desencadenar las sensaciones placenteras que le facilitarán reencontrarse como un ser de placer.

Toda la RESPUESTA SEXUAL de la mujer, está compuesta de Aspectos Orgánicos y Aspectos Psicógenos tanto el deseo, la excitación sexual como el orgasmo.

Muchos Mitos acerca de cómo funciona lo sexual en la mujer se han tejido a lo largo de la historia, muchas realidades no se conocen, la ciencia avanza y en ocasiones la información no llega. Lo cierto; por ejemplo, es que todas las mujeres tienen una posibilidad  Multi orgásmica, muchas no aprendieron a desencadenarlos. Otras intentan encontrar el punto G o ejercitar el músculo del amor; muchas temen hablar de la masturbación en ellas o de su interés por la pornografía y un gran porcentaje niega que su respuesta no está acorde con sus necesidades o satisfacciones.

Recordemos que la  Educación restrictiva, las falsas creencias y conceptos, las características  o alteraciones de personalidad, las ansiedades, miedos, vergüenzas, un tipo de relación de pareja disfuncional, una pobre comunicación o emociones distorsionadas pueden afectar la respuesta sexual desde lo psicológico.

Desde lo orgánico ciertas enfermedades como la hipertensión, la diabetes, otras enfermedades entre ellas las vasculares, ciertos medicamentos, también rompen la funcionalidad de la expresión sexual.

Cualquier evento que altere  la respuesta sexual ya sea de orden anímico o físico, como por ejemplo dolor o trastornos hormonales, debe ser consultado por los especialistas de elección.

Las mujeres de hoy deben aprender a neutralizar las presiones sociales ejercidas sobre ellas con relación por ejemplo a la belleza, para no ceder a la influencia de los medios de comunicación y apropiarse del cuerpo como su carta de presentación frente al mundo. Dejar de ser una mujer objeto que vende su cuerpo para  asumirse como la mujer inteligente y dueña de si misma. Es la defensa del valor mujer  como valor humano, en su dimensión física, en la funcionalidad de su organismo y en  la aceptación de su esquema corporal.

Todo esto conduce a una auto realización integral desde:

Una dimensión intelectual: Capacidad de resolver problemas y de desempeñarse de manera auto suficiente en la vida.

Dimensión emocional. Afectiva o espiritual: Inteligencia emocional como capacidad de dar y recibir afecto sano

Dimensión sexual:

Reconocer su sensibilidad corporal, sus sistemas de preferencias sexuales, su capacidad libre de expresar y recibir placer, conductas responsables y auto afirmantes de su sexualidad y reconocimiento de su capacidad orgásmica.

La mujer de hoy conoce sus DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS y los defiende, sabe que son condiciones propias y fundamentales para su desarrollo humano.

Ellos le permiten entre otros muchos, el ejercicio autónomo de la sexualidad con o sin coitalidad. Protección  legal. Vivir una sexualidad placentera, recreativa y no reproductiva. El derecho a existir y a expresarse, cultivarse desde una dimensión integral.

CONCLUSIONES

La mujer de hoy debe estar en una construcción permanente, ella se forma y forja personas con proyectos, expectativas de vida, seres hombres y mujeres exitosos, equitativos, independientes y creativos, capaces de derrotar la infelicidad, la tristeza, el hastío.

Son constructoras de sociedades más amables y libres.